GIRA POR ESPAÑA

GIRA POR ESPAÑA
AMMA
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

sábado, 18 de septiembre de 2010

Amma y la mística del abrazo

Amma domina la enorme carpa desde su trono. Miles de personas esperan su turno para recibir un abrazo de la gurú india. La cola avanza con lentitud. Cuando llega el momento, un discípulo ayuda al peregrino a arrodillarse y empuja con suavidad su cabeza hacia Amma. Entonces ocurre el abrazo. Unos duran unos segundos; otros, minutos. Una bendición murmurada al oído y un caramelo o una fruta ponen fin al encuentro. La ceremonia se prolongará durante horas, en ocasiones hasta 20 sin descanso. Amma abraza en malayalam, la lengua del estado indio de Kerala. Pero eso no impide a miles de occidentales sucumbir a su abrazo. Lleva repartidos 30 millones de abrazos por todo el mundo.
El mensaje de Amma contiene resonancias de diversas creencias y filosofías: «Actúa con compasión y ama a todos los seres humanos». Está mujer de 57 años, formas redondas y con vetas plateadas en su oscura melena es hindú, pero su religión «es el amor y el servicio a los demás».
Alabada como una mesías, unos la consideran una «Mahatma», un alma grande, como Gandhi. Para otros es mucho más. «Amma es un avatar. Cada cierto tiempo se produce una reencarnación de la divinidad. Vino Buda, después Jesús. Ahora Amma», explica Rosa, una española de 30 años que visita con frecuencia el ashram de Amritapuri, la capital de los abrazos. Si Cristo convirtió el agua en vino, a la gurú india se le atribuye la transmutación del preciado líquido elemento en leche.
La niña mística Sudhamani fue tomada por loca y expulsada de su familia. Hoy, con el nombre Mata Amritanandamayi Devi, más conocida como Amma o madre, da consejo a primeros ministros y poderosos políticos. A orillas del mar Arábico, en el sureño estado de Kerala, la choza donde nació se ha convertido en un enorme ashram o monasterio. En la temporada alta de verano, antes de que la santa emprenda uno de sus maratonianos «tours» para abrazar al mundo, hasta 3.000 personas —gran parte occidentales y muchos españoles— ocupan las espartanas habitaciones compartidas. El atuendo blanco inmaculado —a imagen y semejanza de Amma— abunda.
Su mensaje es antiguo, pero la «santa» ha abrazado el mundo moderno. Una «gurú 2.0». Ofrece rezos desde Internet. Sus actividades se pueden seguir en Twitter y cuenta con grupos de fans en Facebook. En su web se celebran subastas de objetos bendecidos o usados por ella. Con fines caritativos. Para ella existen la pobreza espiritual y la material.

martes, 7 de septiembre de 2010


¿Quién es Amma?
A lo largo de treinta años de servicio infatigable, Amma ha aconsejado y
consolado a personas de todas las procedencias geográficas, culturales o sociales. El contacto personal, el afecto, la compasión, la ternura y la profunda atención que manifiesta hacia todos, el carisma espiritual, la inocencia y la humildad que le son naturales, son únicos.

Cada instante de su vida está consagrado a procurar el bienestar de los demás. Su vida constituye el mejor ejemplo y en ella nos podemos inspirar. Su enseñanza se traduce también en proyectos humanitarios que estimulan el servicio desinteresado. Amma pone el acento sobre la necesidad de ayudar a los más desfavorecidos de la sociedad. El deber de los que tienen una vida desahogada es ayudar a los que carecen de medios.

amma amor puro

sábado, 4 de septiembre de 2010

“El Centro de Amma está inspirado en sus enseñanzas,

para favorecer el intercambio cultural y potenciar

el desarrollo de la obra social.”

Gira Europea del 2010 de Amma.

Muy pronto publicaremos más información.

Granollers (

Barcelona).
7, 8 y 9 de noviembre.
Palau d´Esports.
Avinguada de Fracesc Macià, 160
Granollers.

Amma recibe a cada persona:  abraza, consuela, conforta y anima a miles de ellas día tras día. El amor de Amma es incondicional, sin tener en cuenta las creencias o las razones por las que cada uno viene. Muchos vienen a oírla hablar, a escuchar su singular canto devocional o, simplemente, a estar en su presencia.

Seguidores